Your position:home page » currency converter » text

escuela sabatica 10 marzo 2017

Release time:2017-12-03
Lección 10 | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar

Lección 10 | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar | Escuela SabáticaViernes 10 de marzo PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Cómo aumentar la fe y la confianza”, Palabras de vida del gran Maestro, pp. 105-115. Sin oración, no tendríamos poder espiritual en nuestra vida, porque la oración nos conecta con la Fuente de ese poder. Sin oración, no tendríamos conexión vital con Dios. Nos convertiríamos en vasos vacíos, que podrían tener “apariencia de piedad”, pero negarían la eficacia del poder y la promesa de dones de lo Alto. Y, tal como lo hemos visto toda esta semana, sin duda, hemos recibido maravillosas promesas que nos hablan de cómo responde Dios nuestras oraciones. Pero ¿qué sucede con los momentos en que no recibimos lo que pedimos, aun cuando hemos hecho todo de nuestra parte para cumplir con los requerimientos divinos? “No os desaniméis si parece que vuestras oraciones no obtienen una respuesta inmediata. El Señor ve que la oración está mezclada a menudo con mundanalidad. Los hombres oran por aquello que satisfará sus deseos egoístas, y el Señor no cumple sus pedidos en la manera en que ellos esperan. Los pone a prueba, los lleva a través de humillaciones hasta que vean más claramente cuáles son sus necesidades. No da a los hombres aquellas cosas que complacerán un apetito pervertido y que resultarán en perjuicio del agente humano, llevándolo a deshonrar a Dios. No da a los hombres aquello que complacerá su ambición y obrará simplemente la autoexaltación. Cuando acudimos a Dios, debemos estar dispuestos a someternos y a estar contritos de corazón, subordinándolo todo a su santa voluntad” (ELC 91). PREGUNTAS PARA DIALOGAR: 1. ¿De qué modos la oración impacta en nuestra existencia espiritual entera? Es decir, ¿qué efecto tiene la oración en tu vida cuando oras? ¿En qué aspectos eres diferente después de haber orado, en relación con cómo te sentías antes de hacerlo? 2. ¿Qué dirías a alguien que ha orado mucho por algo, y no ha ocurrido lo que la persona esperaba y por lo cual oraba (por ejemplo, la sanación de un hijo enfermo o algo similar)? ¿De qué manera podemos aprender a confiar en Dios aun en situaciones como esta? 3. En clase, hablen de sus propias experiencias con la oración y sobre lo que significa para ti. ¿Qué has aprendido acerca de la oración que serviría de ayuda a otros que pueden estar luchando con comprender el propósito de la oración? 4. ¿Por qué es importante orar, incluso cuando no entendemos plenamente de qué forma funciona todo esto? Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día


Lección 10 | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar

Published on Mar 3, 2017Lección 10 | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática Viernes 10 de marzo PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Cómo aumentar la fe y la confianza”, Palabras de vida del gran Maestro, pp. 105-115. Sin oración, no tendríamos poder espiritual en nuestra vida, porque la oración nos conecta con la Fuente de ese poder. Sin oración, no tendríamos conexión vital con Dios. Nos convertiríamos en vasos vacíos, que podrían tener “apariencia de piedad”, pero negarían la eficacia del poder y la promesa de dones de lo Alto. Y, tal como lo hemos visto toda esta semana, sin duda, hemos recibido maravillosas promesas que nos hablan de cómo responde Dios nuestras oraciones. Pero ¿qué sucede con los momentos en que no recibimos lo que pedimos, aun cuando hemos hecho todo de nuestra parte para cumplir con los requerimientos divinos? “No os desaniméis si parece que vuestras oraciones no obtienen una respuesta inmediata. El Señor ve que la oración está mezclada a menudo con mundanalidad. Los hombres oran por aquello que satisfará sus deseos egoístas, y el Señor no cumple sus pedidos en la manera en que ellos esperan. Los pone a prueba, los lleva a través de humillaciones hasta que vean más claramente cuáles son sus necesidades. No da a los hombres aquellas cosas que complacerán un apetito pervertido y que resultarán en perjuicio del agente humano, llevándolo a deshonrar a Dios. No da a los hombres aquello que complacerá su ambición y obrará simplemente la autoexaltación. Cuando acudimos a Dios, debemos estar dispuestos a someternos y a estar contritos de corazón, subordinándolo todo a su santa voluntad” (ELC 91). PREGUNTAS PARA DIALOGAR: 1. ¿De qué modos la oración impacta en nuestra existencia espiritual entera? Es decir, ¿qué efecto tiene la oración en tu vida cuando oras? ¿En qué aspectos eres diferente después de haber orado, en relación con cómo te sentías antes de hacerlo? 2. ¿Qué dirías a alguien que ha orado mucho por algo, y no ha ocurrido lo que la persona esperaba y por lo cual oraba (por ejemplo, la sanación de un hijo enfermo o algo similar)? ¿De qué manera podemos aprender a confiar en Dios aun en situaciones como esta? 3. En clase, hablen de sus propias experiencias con la oración y sobre lo que significa para ti. ¿Qué has aprendido acerca de la oración que serviría de ayuda a otros que pueden estar luchando con comprender el propósito de la oración? 4. ¿Por qué es importante orar, incluso cuando no entendemos plenamente de qué forma funciona todo esto? Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 10 | Martes 7 de marzo 2017 | El fundamento de la oración Bíblica: creer

Published on Mar 3, 2017Lección 10 | Martes 7 de marzo 2017 | El fundamento de la oración Bíblica: creer | Escuela Sabática Martes 7 de marzo EL FUNDAMENTO DE LA ORACIÓN BÍBLICA: CREER Lee Marcos 11:24. Además de pedir, ¿qué otro aspecto menciona Jesús en conexión con la oración? No es suficiente con solamente pedir. Hay un segundo aspecto importante que debe estar presente en nuestras oraciones: la fe. El libro de Hebreos nos dice que “sin fe es imposible agradar a Dios” (11:6). Cuando nos arrodillamos ante Dios y abrimos la Biblia en cualquiera de sus más de tres mil promesas, y luego pedimos a Dios, con la simplicidad de un pequeño niño, que cumpla su promesa en nuestro favor, debemos creer que él hará, a su tiempo, lo que es mejor para nosotros. Lee Santiago 1:6 al 8. ¿De qué forma describe el texto a la persona que tiene falta de fe? ¿Por qué es la fe un requisito para recibir los dones prometidos? Si venimos a Dios, debemos creer que él existe y que recompensará a todo aquel que lo busca. La oración efectiva debe estar acompañada por fe, no solamente en que Dios puede responder, sino también en que lo hará, según su divina voluntad. En la Biblia, la fe está relacionada con la confianza. Podemos confiar en alguien solamente cuando sabemos que la otra persona es confiable. Cuando tenemos dudas de que Dios cumplirá sus promesas, vacilamos y no podemos esperar recibir algo de él. Pero, creer significa fiarnos de la promesa de Dios. Significa que dependemos de Dios y de sus promesas, aun cuando nuestros sentimientos nos dicen lo contrario. Pues “la fe [es] la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Heb. 11:1). La fe se aferra de las promesas de Dios porque confiamos en lo que él ha dicho (11:11). La fe sabe que “es imposible que Dios mienta” (6:18). Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos (13:8). La fe sabe que, para Dios, nada es imposible (Luc. 1:37). La fe abre la puerta a la casa del tesoro divino. Por medio del Espíritu Santo, Dios mueve los corazones de hombres y mujeres para que confíen en la Palabra de Dios y que, por fe, las oraciones puedan mover el brazo de la Omnipotencia. ¿Qué te ayuda a crecer más fuerte en la fe? ¿Qué aspecto de Jesús te ayuda a tener confianza en su disposición y habilidad para auxiliarte en tus momentos de necesidad? Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 1 | Sábado 25 de marzo 2017 | Para memorizar

Published on Mar 24, 2017Lección 1 | Sábado 25 de marzo 2017 | Para memorizar | Escuela Sabática Sábado 25 de marzo LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Lucas 5:1-11; Mateo 16:13-17; 14:22-33; Lucas 22:31-33, 54-62; Gálatas 2:11-14. PARA MEMORIZAR: “Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” (Mat. 14:30, 31). PEDRO ES EL AUTOR DE LOS DOS LIBROS que llevan su nombre (1 y 2 Pedro). Fue uno de los primeros seguidores de Jesús, permaneció con Jesús durante el ministerio del Señor aquí en la Tierra y fue uno de los primeros discípulos en ver la tumba vacía. Por lo tanto, Pedro tenía una gran riqueza de experiencias; a partir de estas, e inspirado por el Espíritu Santo, pudo escribir estas poderosas cartas. “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad” (2 Ped. 1:16). Pedro aparece a menudo en los evangelios, revelando tanto sus triunfos como sus fracasos. Normalmente, era el portavoz de los discípulos en sus interacciones con Jesús. Después de la resurrección y la ascensión, Pedro se convirtió en un líder prominente de la iglesia primitiva. El libro de Hechos habla acerca de él, al igual que el libro de Gálatas. Más importante aún, Pedro sabía lo que era cometer errores, ser perdonado, y avanzar con fe y humildad. Habiendo experimentado por sí mismo la gracia de Dios, permanece como una voz poderosa para todos aquellos de nosotros que también necesitamos experimentar esa misma gracia. Escuela Sabática | Lección 1 | Para el 1 de abril de 2017 | La persona de Pedro | “Apacienta a mis ovejas”: 1 y 2 Pedro | Segundo trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 10 | Domingo 5 de marzo 2017 | La oración que place a Dios

Published on Mar 3, 2017Lección 10 | Domingo 5 de marzo 2017 | La oración que place a Dios | Escuela Sabática Domingo 5 de marzo LA ORACIÓN QUE PLACE A DIOS Aunque cubiertas por un manto de piedad, muchas oraciones son guiadas por motivaciones cuestionables. Quizás oremos pidiendo que se salve la vida de una persona únicamente porque no nos gusta vivir solos. O podríamos orar pidiendo éxito en la obra de Dios porque jugamos un papel importante en ella. También puede ser que oremos por la conversión de una persona porque, entonces, nuestra vida será más fácil. A menudo, nuestras oraciones se centran más en lo que nosotros queremos en vez de en lo que Dios desea. La oración que place a Dios tiene un enfoque diferente. Lee Juan 15:7. ¿Por qué es importante para nuestras oraciones que permanezcamos en Jesús y que sus palabras permanezcan en nosotros? ¿Qué enfoque diferente tendrán nuestras oraciones si no permanecemos en Jesús? Buscar primeramente a Dios y disfrutar de su compañía es más importante que cualquier otra cosa que él nos pueda dar. Si Dios está en primer lugar en nuestra vida, deseamos hacer lo que él desea; sus pensamientos moldean nuestros deseos. Cuando Dios es el centro de la oración, comenzamos a orar desde su perspectiva. Empezamos a ver nuestra vida entera a través de los ojos de Dios. Esta perspectiva ennoblece la oración. Dios está profundamente interesado en nosotros. Él anhela ser parte de todos los aspectos de nuestra vida: nuestros temores, preocupaciones, deseos, esperanzas, anhelos, éxitos, alegrías, fracasos; todo. Podemos hablar acerca de estas cosas con él como lo haríamos con un buen amigo. Y lo vemos todo a través de los ojos de él. La oración no cambia a Dios; nos cambia a nosotros, porque somos llevados ante la presencia de Dios, que transforma vidas. “Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo. No es que se necesite esto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirlo. La oración no baja a Dios hacia nosotros, antes bien nos eleva a él” (CC 93). ¡Qué cita poderosa! ¡Explica tan bien la realidad de lo que la oración hace en nosotros y por nosotros! Solamente la oración nos convierte en receptáculos abiertos, listos para recibir la gracia, el poder y la presencia de Dios en nuestra vida. ¿Quién no ha experimentado en algún punto la realidad de cómo la oración puede acercarnos a Dios? Piensa en tu propia vida de oración; es decir: qué cosas pides en oración, cuándo oras, por qué oras, etc. ¿Qué te dice esto acerca de tu propio estado espiritual y tu relación con Dios? ¿Qué cambios necesitas hacer? Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 10 | Lunes 6 de marzo 2017

Published on Mar 3, 2017Lección 10 | Lunes 6 de marzo 2017 | El fundamento de la oración Bíblica: pedir a Dios | Escuela Sabática Lunes 6 de marzo EL FUNDAMENTO DE LA ORACIÓN BÍBLICA: PEDIR A DIOS Lee Mateo 7:7. Antes de poder recibir algo de Dios, debemos pedirlo. ¿Por qué es tan importante que pidamos, si Dios ya conoce todas las cosas? Pedir en oración revela nuestros deseos y expresa nuestra confianza en Dios. Por medio de la oración, nos acercamos a él, en quien buscamos apoyo y ayuda. Cuando pedimos algo a Dios, también le damos permiso públicamente para estar activo en nuestro favor. Dios desea que le pidamos. Desea que llevemos a él nuestros pedidos de oración. Si no le pedimos a él, no recibiremos las bendiciones que ha prometido. Jesús dijo: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Luc. 11:9, 10). Lee Marcos 11:24; 1 Juan 5:14y 15; y Salmo 66:18. ¿Por qué no hay pedido de oración demasiado grande para Dios? ¿Por qué es bueno saber que Dios es generoso y le gusta dar de su abundancia? ¿Cuál es el requisito para que Dios responda nuestras oraciones? Verdaderamente, podemos pedir cualquier cosa a Dios. Ningún pedido es demasiado pequeño o poco importante para él. Ningún pedido es tan grande que Dios no pueda manejarlo. Él es omnipotente. Por fe, podemos reclamar toda promesa de la Biblia y recibir el don prometido de sus manos según su voluntad (2 Cor. 1:20). Sin embargo, hay algunas condiciones que debemos cumplir a fin de recibir lo que estamos pidiendo. Si no estamos dispuestos a someternos completamente a Dios, y si nuestros pedidos reflejan solamente nuestros deseos egoístas y pecaminosos, Dios no responderá nuestras oraciones (ver Isa. 59:1, 2). Una condición importante para el cumplimiento de nuestras oraciones es que estemos dispuestos a seguir la voluntad de Dios y ser obedientes. “Todos sus dones son prometidos a condición de la obediencia” (PVGM 111). Sabiendo que Dios es generoso, podemos acercarnos confiadamente a él. “El Señor no es glorificado con una súplica débil que muestra que no se espera nada. Él desea que todo creyente se acerque al trono de gracia con fervor y certeza” (RP 286). Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 9 | Viernes 3 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar

Published on Feb 24, 2017Lección 9 | Viernes 3 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática Viernes 3 de marzo PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Esta es la obra en que también nosotros hemos de ocuparnos. En vez de vivir a la expectativa de alguna oportunidad especial de excitación, hemos de aprovechar sabiamente las oportunidades presentes haciendo lo que debe hacerse a fin de que sean salvas las almas. En vez de consumir las facultades de nuestra mente en especulaciones acerca de los tiempos y las sazones que el Señor ha dejado en su sola potestad y ha retenido de los hombres, hemos de entregarnos al control del Espíritu Santo, a la ejecución de los deberes actuales, a dar el pan de vida, sin mezcla de opiniones humanas, a las almas que están pereciendo por la verdad” (MS 1:218). “Todo individuo está luchando para llegar a ser un centro de influencia, y hasta que Dios no trabaje por su pueblo no verán que la subordinación a él es la única seguridad para toda alma. Su gracia transformadora en los corazones humanos conducirá a la unidad, una unidad que todavía no ha sido lograda, pues todos los que son asimilados por Cristo estarán en armonía los unos con los otros. El Espíritu Santo creará unidad” (MS 3:21, 22). PREGUNTAS PARA DIALOGAR: 1. ¿Qué quiere decir Elena de White cuando señala que “todo individuo está luchando para llegar a ser un centro de influencia”? ¿Por qué es esa una tendencia tan natural en todos nosotros, y qué podemos hacer para luchar contra esta ten¬dencia en nuestra propia vida? (Ver también Fil. 2:3, 4.) 2. Algunos argumentan que lo que realmente nos dará unidad es el servicio, no la doctrina. De hecho, argumentan que la doctrina tiende a dividir a las personas; por ende, no debería dársele prominencia. Pero ¿por qué no puede haber unidad en misión y servicio si hay división en doctrina? ¿Por qué una fe compartida es un factor poderoso para la misión unida y efectiva? 3. Al mismo tiempo, ¿cuánto lugar hay para las diferencias teológicas? Pocas personas entenderán la verdad exactamente de la misma manera. ¿De qué forma podemos estar unidos como iglesia mientras, al mismo tiempo, permitimos las diferencias menores que surgirán? ¿De qué manera las personas en tu iglesia local pueden lidiar con las diferencias de entendimiento y aun así mantener la unidad? 4. ¿De qué modo la Biblia puede ser un instrumento que traerá unidad? ¿Qué actitud es necesaria en nuestro estudio de la Palabra de Dios para que podamos estar unidos en misión y fe como iglesia? Escuela Sabática | Lección 9 | Para el 4 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo y la Iglesia | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 10 | Sábado 4 de marzo 2017 | Para memorizar

Published on Mar 3, 2017Lección 10 | Sábado 4 de marzo 2017 | Para memorizar | Escuela Sabática Sábado 4 de marzo LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 15:7; Mateo 7:7; Salmo 6:18; Santiago 1:6-8; 1 Juan 5:14, 15; Hechos 2:38. PARA MEMORIZAR: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos” (Rom. 8:26, 27). LA ESPIRITUALIDAD Y LA ORACIÓN VAN JUNTAS. No hay vida espiritual verdadera sin oración vigorosa. Después de la necesidad de arrepentimiento, quizás una de las más urgentes y mayores necesidades sea la de un reavivamiento de nuestra vida de oración. Las buenas nuevas son que incluso en nuestras oraciones no somos dejados sin la ayuda del Espíritu Santo. La oración nos acerca a Dios. La oración de fe nos capacita para vivir en respuesta a la abundancia de las promesas de Dios. La verdadera oración y la espiritualidad auténtica siempre tienen a Dios en el centro de nuestra atención, y ambas están fundamentadas en su Palabra. No deberíamos estar basando nuestra vida espiritual en nuestra experiencia inestable y en sentimientos subjetivos, ni enfocando nuestras oraciones en prácticas contemplativas y de meditación dudosas. Más bien, nuestra espiritualidad debe ser guiada por la Biblia, y seguir la voluntad de Dios tal como es revelada en su Palabra. Es el Espíritu Santo el que despierta en nosotros un deseo de buscar la presencia de Dios y orar los unos por los otros. Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Leccion Adultos

Lección 10 Edicion Adultos: “Hijos de la promesa” Para el 9 de diciembre de 2017Cuarto trimestre (octubre-diciembre) de 2017 "Hijos de la promesa" Lección 10: - Para el 9 de diciembre de 2017   Sábado 2 de diciembre Lee Para el Estudio de esta Semana: Rom. 9. Para Memorizar: [...]


Lección en Audio

4 mins ago 0 Views0 Comments0 Likes Lección 10 | Lunes 4 de diciembre 2017 | Escogidos | Escuela SabáticaLunes 4 de diciembreESCOGIDOS“Se le dijo: El mayor servirá al menor. Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí” (Rom. 9:12, 13).Co...


Diálogo Bíblico | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar

Published on Mar 4, 2017Diálogo Bíblico | Viernes 10 de marzo 2017 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática Viernes 10 de marzo PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Cómo aumentar la fe y la confianza”, Palabras de vida del gran Maestro, pp. 105-115. Sin oración, no tendríamos poder espiritual en nuestra vida, porque la oración nos conecta con la Fuente de ese poder. Sin oración, no tendríamos conexión vital con Dios. Nos convertiríamos en vasos vacíos, que podrían tener “apariencia de piedad”, pero negarían la eficacia del poder y la promesa de dones de lo Alto. Y, tal como lo hemos visto toda esta semana, sin duda, hemos recibido maravillosas promesas que nos hablan de cómo responde Dios nuestras oraciones. Pero ¿qué sucede con los momentos en que no recibimos lo que pedimos, aun cuando hemos hecho todo de nuestra parte para cumplir con los requerimientos divinos? “No os desaniméis si parece que vuestras oraciones no obtienen una respuesta inmediata. El Señor ve que la oración está mezclada a menudo con mundanalidad. Los hombres oran por aquello que satisfará sus deseos egoístas, y el Señor no cumple sus pedidos en la manera en que ellos esperan. Los pone a prueba, los lleva a través de humillaciones hasta que vean más claramente cuáles son sus necesidades. No da a los hombres aquellas cosas que complacerán un apetito pervertido y que resultarán en perjuicio del agente humano, llevándolo a deshonrar a Dios. No da a los hombres aquello que complacerá su ambición y obrará simplemente la autoexaltación. Cuando acudimos a Dios, debemos estar dispuestos a someternos y a estar contritos de corazón, subordinándolo todo a su santa voluntad” (ELC 91). PREGUNTAS PARA DIALOGAR: 1. ¿De qué modos la oración impacta en nuestra existencia espiritual entera? Es decir, ¿qué efecto tiene la oración en tu vida cuando oras? ¿En qué aspectos eres diferente después de haber orado, en relación con cómo te sentías antes de hacerlo? 2. ¿Qué dirías a alguien que ha orado mucho por algo, y no ha ocurrido lo que la persona esperaba y por lo cual oraba (por ejemplo, la sanación de un hijo enfermo o algo similar)? ¿De qué manera podemos aprender a confiar en Dios aun en situaciones como esta? 3. En clase, hablen de sus propias experiencias con la oración y sobre lo que significa para ti. ¿Qué has aprendido acerca de la oración que serviría de ayuda a otros que pueden estar luchando con comprender el propósito de la oración? 4. ¿Por qué es importante orar, incluso cuando no entendemos plenamente de qué forma funciona todo esto? Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día CategoryScience & Technology


Lección 10 | Sábado 4 de marzo 2017 | Para memorizar

Lección 10 | Sábado 4 de marzo 2017 | Para memorizar | Escuela SabáticaSábado 4 de marzo LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 15:7; Mateo 7:7; Salmo 6:18; Santiago 1:6-8; 1 Juan 5:14, 15; Hechos 2:38. PARA MEMORIZAR: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos” (Rom. 8:26, 27). LA ESPIRITUALIDAD Y LA ORACIÓN VAN JUNTAS. No hay vida espiritual verdadera sin oración vigorosa. Después de la necesidad de arrepentimiento, quizás una de las más urgentes y mayores necesidades sea la de un reavivamiento de nuestra vida de oración. Las buenas nuevas son que incluso en nuestras oraciones no somos dejados sin la ayuda del Espíritu Santo. La oración nos acerca a Dios. La oración de fe nos capacita para vivir en respuesta a la abundancia de las promesas de Dios. La verdadera oración y la espiritualidad auténtica siempre tienen a Dios en el centro de nuestra atención, y ambas están fundamentadas en su Palabra. No deberíamos estar basando nuestra vida espiritual en nuestra experiencia inestable y en sentimientos subjetivos, ni enfocando nuestras oraciones en prácticas contemplativas y de meditación dudosas. Más bien, nuestra espiritualidad debe ser guiada por la Biblia, y seguir la voluntad de Dios tal como es revelada en su Palabra. Es el Espíritu Santo el que despierta en nosotros un deseo de buscar la presencia de Dios y orar los unos por los otros. Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día


Lección 12 | Sábado 18 de marzo 2017 | Para memorizar

Lección 12 | Sábado 18 de marzo 2017 | Para memorizar | Escuela SabáticaSábado 18 de marzo LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 16:8-11; Romanos 5:10; Hebreos 4:15, 16; 1 Pedro 5:8, 9; 1 Juan 5:12, 13; Salmo 31:24. PARA MEMORIZAR: “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo” (Rom. 15:13). AL LLEGAR AL CIERRE DE NUESTRO ESTUDIO de este trimestre, sobre el Espíritu Santo y la espiritualidad, nos enfocaremos en una más de las obras decisivas del Espíritu, que aún no ha recibido nuestra atención. Cuando Jesús anunció a los discípulos que iría al Padre, prometió enviarles al Espíritu Santo. “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Juan 14:26). Según Jesús, el Espíritu Santo es un parakletos; es decir, un “ayudador”, o “consolador”, o un “abogado” que intercede por nosotros. Al mismo tiempo, Jesús también anunció la obra que este abogado llevaría a cabo: Él “convencerá” al mundo con respecto al pecado, la justicia y el juicio (Juan 16:8). Durante esta última semana, estudiaremos con más detalle esta obra específica del Espíritu Santo, y cómo está relacionada con otros dos aspectos importantes de su ministerio en nuestro favor: nuestra seguridad de la salvación y la gloriosa esperanza que impulsa nuestra vida como discípulos de Jesucristo. Escuela Sabática | Lección 12 | Para el 25 de marzo de 2017 | La obra del Espíritu Santo | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día


Escuela Sabatica – Estudie la Leccion de esta Semana

Escuela Sabática Texas USA Lección 10: “Hijos de la promesa” Sábado 9 de diciembre. Obtén tu PowerPoint en: EscuelaSabatica2000.Org El gran problema es que los israelitas, más tarde los judíos, una parte de ellos, seguían según su tradición, no según la voluntad de Dios. Tanto que la nación [...]


Lecciones para el estudio de Escuela Sabática, enero – marzo 2017 – Iglesia Adventista en Tibás

Lecciones para el estudio de Escuela Sabática, enero – marzo 2017 El folleto de escuela sabática para adultos del primer trimestre del año 2017 (enero – marzo) lleva por titulo “ El Espíritu Santo y la Espiritualidad” Introducción El Espíritu Santo y la Espiritualidad Muchos de nosotros hemos escuchado las palabras “Te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”. Y, si somos bautizados, seguramente las escuchamos justo antes de que el ministro nos sumergiera en el agua (ver Mat. 28:19). Bautizados “en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”. Sí, el Espíritu Santo es mencionado allí mismo, junto con el Padre y el Hijo. Y no es de extrañar. La creencia fundamental número cinco de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, “El Espíritu Santo”, dice: “Dios el Espíritu eterno desempeñó una parte activa, con el Padre y el Hijo, en la Creación, en la Encarnación y en la Redención. Es una persona, de la misma manera que lo son el Padre y el Hijo. Inspiró a los autores de las Escrituras. Infundió poder a la vida de Cristo. Atrae y convence a los seres humanos, y renueva a los que responden y los transforma a la imagen de Dios. Enviado por el Padre y por el Hijo para estar siempre con sus hijos, concede dones espirituales a la iglesia, la capacita para dar testimonio en favor de Cristo y, en armonía con las Escrituras, la guía a toda la verdad”. Sin embargo, cuando leemos la Biblia, especialmente el Antiguo Testamento, vemos la actividad y la obra directa de Dios el Padre. Sus acciones se encuentran por doquier. En el Nuevo Testamento, especialmente en los evangelios, leemos vez tras vez acerca de la obra y la actividad de Jesús, el Hijo. Jesús (su vida, muerte y ministerio en el cielo) domina el Nuevo Testamento. En contraste con la actividad tanto del Padre como del Hijo, la obra del Espíritu Santo no está plasmada tan abiertamente en ninguno de los dos Testamentos. Pero, hay una razón para este contraste: el Espíritu Santo no busca ser el centro de atención. Su papel se encuentra más bien tras bambalinas. El Padre y el Hijo son revelados de forma más directa en la Palabra. Y eso se debe a que el Espíritu Santo está allí para señalarnos, no hacia él mismo, sino hacia Jesús y lo que él ha hecho por nosotros. Al estudiar la obra del Espíritu, veremos cuán central es para nuestra experiencia cristiana. El Espíritu Santo, siendo Dios él mismo, conoce a la Deidad 3 como ninguna persona puede hacerlo, de modo que puede revelarnos a Dios de una manera confiable y fidedigna. El Espíritu Santo inspiró, primeramente, a los escritores de la Biblia; y hoy nos guía en nuestro estudio de lo que él inspiró para que estos escritores comunicaran. El Espíritu Santo nos da la seguridad de nuestra salvación por medio de Jesucristo (Rom. 8:16), y nos presenta evidencias de la obra de Dios en nosotros (1 Juan 3:24). El Espíritu Santo también nos limpia de pecado y nos santifica: “Ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Cor. 6:11). El Espíritu genera en nosotros un crecimiento en la gracia a lo largo de toda la vida, produciendo en nosotros el fruto del Espíritu: “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” (Gál. 5:22, 23). “El Espíritu iba a ser dado como agente regenerador, y sin esto el sacrificio de Cristo habría sido inútil. El poder del mal se había estado fortaleciendo durante siglos, y la sumisión de los hombres a este cautiverio satánico era asombrosa. El pecado podía ser resistido y vencido únicamente por la poderosa intervención de la tercera Persona de la Deidad, que iba a venir no con energía modificada, sino en la plenitud del poder divino. El Espíritu es el que hace eficaz lo que ha sido realizado por el Redentor del mundo” (DTG 625; énfasis añadido). Debido a su papel crucial en la vida de los creyentes, el estudio de este trimestre nos ayudará a comprender mejor el inmenso don que tenemos en el Espíritu Santo. Frank M. Hasel, Ph.D., es decano del Departamento de Teología en el Seminario Bogenhofen, en Austria, Europa, donde también sirve como director del Centro de Estudios de Elena G. de White. Su esposa falleció de cáncer en 2009; y desde entonces ha aprendido a confiar en la bondad de Dios de nuevas maneras cada día, y experimenta el consuelo, la paz y el poder transformador del Espíritu Santo en su vida. Folleto completo para los alumnos de la clase de adultos en formato PDF para descargar o leer en línea. (Haz clic en la imagen para ingresar al material)


PROFECÍA Y ESCRITURA

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Isaías 53:1-12; Daniel 7:13, 14; 2 Pedro 1:16-20; Mateo 17:1-6; 2 Timoteo 3:15-17.. PARA MEMORIZAR: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estaratentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca  y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 Ped. 1:19). AL CONTINUAR NUESTRO ESTUDIO DE LAS EPÍSTOLAS DE PEDRO, un punto debería destacarse: cuán seguro y confiado está Pedro en lo que está escribiendo. Podemos ver lo mismo con Pablo: una convicción clara y firme acerca de lo que están proclamando con respecto a Jesucristo y la Cruz. En los textos para esta semana, veremos más de esta certeza en Pedro. E incluso nos dice por qué tiene tanta certeza. No creemos, dijo él, “fábulas artificiosas” (2 Ped. 1:16), tales como aquellas que conformaban las religiones paganas de la época. Más bien, Pedro estaba seguro de lo que creía, por dos razones. Primero, era un testigo presencial de “nuestro Señor Jesucristo” (2 Ped. 1:8). Pero, en segundo lugar, y quizá más importante (porque casi ningún otro sería testigo presencial), está “la palabra profética más segura” (2 Ped. 1:19). Pedro nuevamente regresa a la Biblia, señalando a las Escrituras para la certera ratificación de Jesús, especialmente las secciones proféticas que hablaban acerca de él. Sin duda estas son algunas de las mismas secciones a las que se refirió Jesús con respecto a él mismo (Mat. 26:54; Luc. 24:27). Así que, si Jesús y Pedro tomaban la Biblia con tanta seriedad, ¿cómo nos atreveremos nosotros a hacer lo contrario?


Presentaciones para la escuela sabática

Presentaciones para la escuela sabática


Seleccionar idiomaEn esta página encontrarás una presentación de PowerPoint para el programa de la escuela sabática o como ayuda para dar o preparar la lección de cada semana. Puedes descargar la lección desde este enlaceo desde la página INTERNATIONAL ADULT BIBLE STUDY GUIDES Lecciones 4º trimestre 2017Presentación PowerPointResumenDivisión Intereuropea30/12/2017 13. LA VIDA CRISTIANA

source : international currency ,Welcome to reprint and share。

Related articles

Some netizens have made a critical comment. What are you waiting for?Come on

Required

Optional

Optional

Remember, I don't need to re-enter my personal information next time